Editorial Magdalena

(0 / 0 votes)
En una playa deslumbrante de arena de color blanco hueso, en el Parque Nacional Natural Tayrona, los colombianos se sienten extranjeros. En este sitio son más los turistas europeos que desnudos disfrutan la belleza de la biodiversidad de Colombia. Conozca cómo llegar a la misteriosa playa nudista de Santa Marta.

Para llegar al Cabo San Juan, que es donde está la playa nudista, se debe caminar durante tres horas. Pero vale la pena. Se pasa por paraísos como Arrecifes, donde el mar es de un azul intenso, con olas de tamaño mediano, grandes rocas, decenas de turistas y ventas de comida, de artesanías, de gafas.

Unos minutos después está el sector conocido como La Piscina. Allí pareciera que el mar permaneciera dormido. Efectivamente, como una piscina. Es un lugar ideal para llevar a los niños o bucear. No hay olas por supuesto. Tampoco rocas.

Y, una vez se llega al Cabo San Juan, se debe caminar apenas 20 minutos más para disfrutar del lugar en donde todos están como llegamos al mundo: desnudos. La playa nudista se llama Boca de Saco. Como nuestro plan era ver el amanecer en esa playa cargamos, además de agua suficiente, protector solar, enlatados para el almuerzo, la cámara y una carpa.

Extrañamente, apenas pisamos la playa nudista, nos sentimos extranjeros en nuestro propio país. Son más los turistas europeos que se instalan en la zona de camping, que los colombianos. Sin embargo rápidamente esa sensación de sentirse un extraño desaparece para dar lugar al disfrute. La playa nudista es en realidad un paraíso de rocas enormes, palmeras de un verde viche y al fondo, la espesa selva. La brisa del mar espanta el calor de la caminata. Sí, efectivamente es un lugar para enamorados.  

Ver más:  
1
1
2
2
Previous Next Play Pause